Buenos resultados junto a exemestano tras progresión con un inhibidor de la aromatasa no esteroideo

La terapia endocrina constituye el enfoque principal del tratamiento de mujeres con cáncer de mama avanzado con receptor estrogénico positivo (RE+). Sin embargo, no todas las pacientes presentan respuesta a la terapia endocrina de primera línea, hecho que constituiría una resistencia primaria a dicho tratamiento y, en otros casos, tras una respuesta inicial tiene lugar la recidiva (resistencia adquirida).

Everolimus en cáncer de mama avanzado RE+

Diseño del estudio BOLERO-2

Everolimus inhibe el complejo molecular mTOR1 de la quinasa mTOR. Esta aproximación terapéutica, en combinación con inhibidores de la aromatasa, había proporcionado buenos resultados en estudios preclínicos y de fases clínicas tempranas. Dichos hallazgos llevaron a un equipo de investigadores a diseñar el ensayo clínico de fase III BOLERO-2, que comparó los resultados de everolimus y exemestano con los de exemestano en monoterapia en mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama avanzado RE+ que habían experimentado recurrencia o progresión tras un tratamiento adyuvante basado en un inhibidor de la aromatasa no esteroideo.

Un total de 724 pacientes fueron distribuidas aleatoriamente en proporción 2:1 a recibir everolimus/exemestano o placebo/exemestano. El objetivo principal del estudio fue evaluar la supervivencia libre de progresión (SLP). Entre los objetivos secundarios destacaron la supervivencia global (SG), la tasa de respuesta global (ORR, en sus siglas en inglés) y la seguridad. El análisis interino tuvo lugar tras 359 eventos relacionados con la SLP.

Las características de las pacientes estaban equilibradas al comparar ambos grupos. La mediana de le edad era de 62 años, el 56% presentaba metástasis viscerales y el 84% tenía enfermedad sensible a tratamiento hormonal. El tratamiento previo incluyó letrozol o anastrozol en la totalidad de las pacientes, tamoxifeno en el 48% de ellas, fulvestrant en el 16% y quimioterapia en el 68%.

Según el análisis realizado por los investigadores del estudio, la mediana de la SLP fue de 6,9 meses en el grupo con everolimus y de 2,8 en el grupo con placebo (cociente de riesgo [HR]: 0,43; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,35-0,54; p <0,001).

Según el análisis realizado por investigadores independientes, la mediana de la SLP fue de 10,6 meses en el grupo con everolimus y de 4,1 en el grupo con placebo (cociente de riesgo [HR]: 0,36; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,27-0,47; p <0,001).

Los efectos adversos más frecuentes de grados 3-4 para las combinaciones de exemestano/everolimus y exemestano/placebo fueron estomatitis (8% vs 1%), anemia (6% vs 1%), disnea (4% vs 1%), hiperglucemia (4% vs 1%), fatiga (4% vs 1%) y neumonitis (3% vs 0%), respectivamente.

Los resultados del estudio BOLERO-2 podrían representar un cambio de paradigma en mujeres con cáncer de mama avanzado RE+ que han experimentado progresión tras un tratamiento previo basado en un inhibidor de la aromatasa no esteroideo. En esta línea, tras la publicación de los resultados del estudio, las agencias reguladoras estadounidense y europea ampliaron las indicaciones de everolimus.

En el marco del IX Simposio Abordaje Multidisciplinar del Cáncer, el Dr. Antonio González, jefe del Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cancer Center de Madrid, tratará el uso de everolimus en el cáncer de mama avanzado RE+ en su ponencia “Cáncer de mama: nuevo abordaje del tratamiento con la llegada de terapias innovadoras”, que tendrá lugar el próximo 22 de marzo en sesión matinal.

Fuente: Medline / Elaboración propia.

Referencia: Baselga JCampone MPiccart M, et al. Everolimus in postmenopausal hormone-receptor-positive advanced breast cancer. N Engl J Med. 2012 Feb 9;366(6):520-9. doi: 10.1056/NEJMoa1109653. Epub 2011 Dec 7.

Más artículos aquí